lunes, 14 de junio de 2010

Tango

La ciudad no eras vos
No era tu confusión de lenguas
ni de sexos
No era el cerezo que florecía -blanco-
detrás del muro
como un mensaje de Oriente
No era tu casa
de múltiples amantes
y frágiles cerraduras

La ciudad era esta incertidumbre
la eterna pregunta -quién soy-
dicho de otro modo; quién sos.

"Otra vez eros" 1994

4 comentarios:

carlos guerrero dijo...

Me gustó mucho.

Un abrazo

.Ophelia.(La Petite Mort) dijo...

Exquisito lugar para llegar y quedarse.
Felicitaciones.

Darilea dijo...

Precioso poema, la ciudad es incertidumbre cuando todo es pregunta.
Un besito

saltar del tren dijo...

De pasada...atrapada por la nostalgia del tango...de fondo, Astor Piazzola.
Un gusto recorrer este blog.