lunes, 23 de abril de 2007



reseña


Soy de otra parte, otro cuerpo
otro golfo
Para que me entiendan para que no me entiendan demasiado, escribo
Por atajos y disgresiones.
A mano limpia. A campo traviesa.
Vivo por circunloquios, espirale, pidiendo disculpas, permiso. Demasiado.
tropiezo, desentono, me repito, adiciono prótesis, me encorvo,
heteróclita, minuciosa, descuidada, descartando a manotazos, boquenado, con
notas a pie de página
inverificables.

Desenraizada como un tronco de plátano, a merced de la borrasca, puro cráter,
Pura fragilidad, nunca supe echar raíces pero voy
Poniéndome en escena, fuera de foco, por lente cóncavo, convexo
nunca el del arcoiris nunca el amor corepondido menos furtivo.
El mínimo denominador común del dolor es universal y su raíz cuadrada esta
Nuez, este rubí, que aún alumbra, soberbio, secreto, la pluma
De mi mano.

1 comentario:

Lënon dijo...

Uno se siente detective, voyeur, por no decir judicial, apátrida, espía, músico que declara la guerra en contra de tu peor enemigo, que quizá, en el fondo, no es otro más sino mi otro yo.

*

Las letras me encantaron, sobre todo esa a quien de noche le llueve arroz y tiene medias lunas de miel.

*

Te Abrazo.