martes, 10 de julio de 2007

Me he alejado a la esquina rota del universo personal, por una espiral de vaivenes romànticos. Esta mente eròtica que se anula de madrugada, aùn con las recientes caricias dulces en los senos.

Solo el viento y la botella que he encontrado, sòlo yo sola y la carta al interior del frasco…Hacemos ritmo el gran espacio detràs de mi y yo, la gran nada se vuelve un sujeto acompañante. Chocamos y nos columpiamos con las palabras , dejando golpes como latidos y como mùsica de contrastes muy profundos…tum tacs de estar amando y sonriendo locamente, desvariando en este mundo aparte, imaginario sobre imaginario, encima uno de otro, ascendiendo a mas niveles sobre el mar, sensaciones fuera del cuerpo, soprendida, voyeur al descubierto, maniquí encarnando, invocando màs deseos, abriendo mas esferas, manos sobre el borde, comenzando a caer…

1 comentario:

Bárbara Lavestia dijo...

Y cuando sea el momento el ancla caerá y romperá una ola intermitente. Pronto querrás salir, y nuevamente el timón en tus manos te acerque a otra isla. Te leo libre, y me gusta.

Besos que flotan en un océano eléctrico